Branch in vase with hydrogel isolated on white

La aplicación más extendida de los polímeros absorbentes es su uso en productos higiénicos desechables (como pañales y compresas). Sin embargo, también se usan como agente de retención de agua en agricultura y horticultura; para controlar derrames y líquidos acuosos residuales; en productos del tipo de ambientadores y artesanías; o como nieve artificial en películas y producciones escénicas. SAP también son útiles para evitar que el agua penetre en instalaciones eléctricas o en cables de comunicación subterráneos. Se usaron por primera vez con fines comerciales en 1978. En concreto, se utilizaron en Japón para compresas femeninas y en fundas de cama desechables para residencias de personas mayores de los Estados Unidos.

Plumbing equipment icons in flat design style.

SAP –también conocidos como cristales de agua, diamantes de agua o polímeros sólidos– son un producto cien por cien respetuoso con el medioambiente. El uso de los polímeros absorbentes está muy difundido para germinación de semillas, trasplante de plantas, árboles y arbustos, inmersión de raíces, plantas colgantes o como ayuda para el transporte y el trasplante de césped, ya que reducen el agotamiento del agua y mejoran sustancialmente la vida de la planta y su crecimiento. Además, disminuyen aproximadamente un 50 % la necesidad de riego. Por otro lado, los polímeros absorbentes también son útiles para reducir las escorrentías y la erosión del suelo, a la vez que mejoran la calidad de las fuentes naturales de agua como lagos, regatos o ríos.

Foto 31
Foto 28

Producto utilizado por los Servicios Forestales de los Estados Unidos y recomendado por Southern Living Magazine y HGTV.

Los polímeros absorbentes se clasifican como hidrogeles cuando están reticulados, y son capaces de absorber soluciones acuosas mediante enlaces de hidrógeno con las moléculas de agua. Esta capacidad de los SAP para absorber el agua es un factor de la concentración iónica de la solución acuosa. Los polímeros absorbentes pueden absorber cientos de veces su peso y volumen. Además, pueden convertirse hasta en un 99,9 % de líquido. Sin embargo, cuando se colocan en una solución salina al 0,9 %, la capacidad de absorción puede disminuir hasta 50 veces su peso, aproximadamente.

 

La capacidad total de absorción y de hinchamiento se controlan por el tipo y el grado de agentes reticulantes empleados para elaborar el gel. Los SAP con baja densidad de reticulación son, por lo general, más absorbentes, más capaces de hincharse y tienen una formación de gel más blando y pegajoso.

Foto 29